Search
  • Con Luz Propia

La casa, siempre recogida

¿A quién no le ha dicho su madre alguna vez “si la cama está hecha la casa parece ordenada así que, a hacer la cama”? Como casi todo lo que dicen las madres, es cierto. Pero si lo que queremos es mostrar nuestra vivienda para vender o alquilar, hacer la cama es una condición necesaria pero no suficiente. Estamos obligados a que todo esté, o al menos parezca, en orden, como de revista.


¿Para unos ojos ajenos, hay desorden?


Todos nos acostumbramos a vivir de un determinado modo y no nos planteamos si es o no el mejor. Podemos encontrarnos muy cómodos rodeados de objetos y ni siquiera seamos conscientes de que eso transmita sensación de desorden. Nos sentimos a gusto y además sabemos bien donde está lo que buscamos. Pero si lo que queremos es que alguien aprecie las virtudes de la vivienda, debemos permitir que se muestren y el desorden no ayuda en absoluto.



Las superficies, despejadas

Tenemos tendencia a ir colocando sobre las superficies (mesas, estanterías, muebles diversos, …) todo lo que nos parece que adorna e incluso lo que no tanto, como la correspondencia o el cargador del móvil. Es el momento de observar e intentar aligerar para hacer la estancia lo más atractiva al futuro comprador o inquilino. Una vez que lo logres, para evitar que vuelva a suceder, es conveniente colocar allí donde tendamos a dejar lo que no debemos, al menos temporalmente, una planta, una lámpara o algún otro objeto decorativo hasta que nos acostumbremos a no hacerlo.


Tira y regala


¡Hay que ver que lo que nos cuesta deshacernos de las cosas! Tendemos a acumular objetos que no sirven o no utilizamos. Pues no dudemos. Unos deben ir a la basura y otros podemos regalarlos o donarlos a alguien a quien puedan serles de utilidad. Esto nos permite liberar espacio que podemos aprovechar para ocuparlo con otros objetos que necesiten de un sitio. Las cajas, los cestos, son de gran utilidad para tener todo ordenado.


Mira hacia atrás


Ordenar poco a poco evita la acumulación y facilita la tarea. Antes de irte a dormir, echa la vista atrás y, aunque te cueste mucho, procura colocar los mandos a distancia, los cojines del sofá, el portátil, los libros, las prendas que usaste durante el día y que dejaste apoyadas sobre una silla,… acciones sencillas que te harán más agradable el despertar, te ayudarán a mantener el orden y te permitirán disfrutar más del fin de semana.

38 views0 comments
  • Negro del icono de Instagram

©2020 by Con Luz Propia